ITV DE LEVANTE, S.A.

Prueba de ruido, las ITV valencianas pioneras en la lucha contra la contaminación acústica

A partir del 1 de enero 2023 todas las estaciones de ITV de España -y de la Unión Europea- deberán estar preparadas para recoger y medir el sonido que sale de los coches, una nueva prueba que servirá a las estaciones de ITV para detectar posibles alteraciones en el sistema de escape de los vehículos, reduciendo de esta forma las probabilidades de que estén en circulación coches, motos y otros vehículos que superen los niveles de ruido considerados saludables por la Organización Mundial de la Salud.

Para cuando esto ocurra, las estaciones de ITV de la Comunidad Valenciana llevarán ya más de un lustro haciendo esta prueba a los coches que pasan la ITV en los límites de su territorio. Es decir, que nuestra comunidad, a través de sus estaciones de ITV, se puede sentir orgullosa por ser pionera en España en la actuación ante un problema ante el que otros países europeos han tomado medidas más tempranas y drásticas y sobre el que ya alertaba la ONU en el lejano 1979: “Es más difícil tomar medidas contra el ruido, como contaminante acústico, que contra la propia contaminación del agua o del aire. El ruido es omnipresente y tiende a aumentar en la medida del incremento industrial mundial, del perfeccionamiento de la aeronavegación, despegues y aterrizajes cortos y verticales, pero, sobre todo, debido al aumento del parque automovilístico en las grandes ciudades. Los efectos para la salud son nefastos: la sordera es sólo uno de ellos”.

Esta medida completamente innovadora, como decimos, tiene un objetivo: proteger a los usuarios y ciudadanos de la contaminación acústica, que en el caso específico de los coches se incrementa notablemente con el paso de los años, un dato relevante dado el cada vez mayor envejecimiento del parque automovilístico en nuestro país. Un estudio realizado por la Universidad Miguel Hernández y por la Universidad Politécnica de Valencia y publicado en 2014 avaló los beneficios de esta prueba para cumplir el objetivo marcado: según los resultados del mismo, la inspección sonora realizada por las ITV de la Comunitat Valenciana garantizan que los niveles sonoros en las ciudades se mantengan por debajo del valor máximo establecido por el Decreto 19/2004.

Pioneros sin “peaje” para los ciudadanos

Aunque algunos no quieran verlo así y tomen decisiones francamente discutibles, como la reversión del modelo de gestión de las ITV en la Comunitat Valenciana, esta prueba es una muestra más de cómo la colaboración público-privada permite gestionar de forma pionera las inspecciones bajo los criterios de sostenibilidad marcados por la UE y las Naciones Unidas en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Este valor añadido (y muchos más que hemos ido desgranando en nuestro blog) hacen del modelo de gestión de las ITV de la Comunitat Valenciana uno de los mejor valorados en España. Y todo ello sin que esa alta exigencia de calidad y esa apuesta por ser pioneros afecte al bolsillo del contribuyente: no en vano, así lo demuestran las estadísticas, las tarifas actuales de ITV en la Comunitat Valenciana están ligeramente por debajo de la media nacional. ¿Alguien da más?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter