ITV DE LEVANTE, S.A.

ITV de la Comunidad Valenciana: Un servicio de calidad con tarifas por debajo de la media nacional

Recientemente hablábamos en este mismo espacio de lo que le pide un usuario a las estaciones de ITV. Desde nuestra experiencia, concluíamos que una buena atención, trato directo y cercano, profesionalidad y, sobre todo, rapidez y puntualidad en el servicio. Todo eso lo encuentran los usuarios en nuestras estaciones de ITV en Massalfassar, Campanar y San Antonio de Benagéber. También en la inmensa mayoría de estaciones ITV de la Comunidad Valenciana.

En todas ellas, además, realizamos una prueba de ruido a todos los vehículos que es habitual en muchos países de la Unión Europea, pero que es una novedad en España en la lucha contra la contaminación acústica; lo que es una muestra más de cómo la colaboración público-privada permite gestionar de forma pionera las inspecciones bajo los criterios de sostenibilidad marcados por la UE y las Naciones Unidas en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Todos estos valores añadidos (y muchos más que no podemos pararnos a detallar aquí) hacen del modelo de gestión de las ITV de la Comunitat Valenciana uno de los mejor valorados en España. Y todo ello sin que esa alta exigencia de calidad y esa apuesta por ser pioneros afecte al bolsillo del contribuyente: no en vano, así lo demuestran las estadísticas, las tarifas actuales de ITV en la Comunitat Valenciana están ligeramente por debajo de la media nacional.

La pandemia ha demostrado (una vez más) la calidad de nuestro servicio

La pandemia desatada por la Covid-19, y muy especialmente el confinamiento de 2020 que nos obligó a estar dos meses parados, ha supuesto un gran reto para las estaciones de ITV de toda España, sobre todo a la hora de tener capacidad para dar respuesta a una demanda incrementada sin que se formen grandes aglomeraciones. En las estaciones de ITV de Levante -y en la gran mayoría de la Comunidad Valenciana- no sólo hemos demostrado estar preparados para asumir el reto, sino que podemos decir sin miedo a equivocarnos que las estaciones de ITV valencianas han sido las más eficaces en ese sentido.

Sólo hay que darse una vuelta por las noticias para ver los problemas que han tenido los usuarios de otras comunidades autónomas, como la andaluza o la asturiana, con un modelo de gestión similar al que se quiere aplicar en nuestra Comunidad si finalmente se lleva a cabo el proceso de reversión de la privatización del servicio de Inspección Técnica de Vehículos. En la Comunidad Valenciana esos problemas no han existido, gracias en gran medida a que el modelo de colaboración público-privada actual, que nosotros defendemos a capa y espada, no sólo garantiza calidad y tarifas razonables, sino también agilidad a la hora de hacer frente a los contratiempos.

Como suele decir nuestro CEO, Francisco Llopis, “el servicio que se ofrece hoy a la sociedad valenciana en las ITV ha mejorado sustancialmente respecto a lo que había antes de la concesión”. Y es que, con el actual modelo de colaboración público-privada todos ganan, ya que es económicamente más rentable para las arcas públicas valencianas y, además, los ciudadanos reciben un servicio de gran calidad a precios por debajo de la media nacional.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter